“Lo que marca la diferencia es hacer algo o no hacerlo”: Irene Rodrigo, periodista y divulgadora literaria

Irene Rodrigo

“Dice Jon Valdivia que la vida es una aventura y que no hay que tomársela tan en serio. Nuestra vida está hecha de piezas y no hay por qué rechazar ninguna -incluso las cosas malas que nos pasan. Aunque suene a simple, creo que en realidad la vida es fácil y que la felicidad es asequible, solo que nosotros nos ponemos condiciones para ser felices.”

Y así es mi encuentro de tres horas con Irene Rodrigo, la mujer emprendedora de esta semana: un flujo incesante de reflexiones que ella intenta observar y analizar desde infinidad de puntos de vista, porque cada vez cuestiona más sus propias opiniones. Hablar con ella ha sido incluso más interesante de lo que me esperaba. Irene (1990, Valencia) es una de esas personas que no solo son creativas e imaginativas, sino que además llevan a cabo sus planes por muy locos que parezcan.

Irene es licenciada en Periodismo, y desde hace más de tres años es copy y correctora. Después de terminar sus estudios sacó adelante Somniarte, una pequeña empresa con la que ella y otras dos compañeras ofrecían talleres en institutos enfocados a desarrollar el talento de los jóvenes. En 2015 creó Te Comunicas, un espacio a través del cual ofrece sus servicios de redactora y correctora, además del curso Comunicación Eficaz con PNL. Ese mismo año fundó también Léeme TV, el primer programa de televisión online sobre divulgación literaria, en el que colabora su primo Nacho Vergara como director artístico e ilustrador.

¿Te das cuenta de todo lo que ha hecho esta mujer, con solo 26 años? Y aún no he terminado; Irene ha estudiado Arte Dramático y Programación Neurolingüística, colabora con Radio Nacional de España a través de la delegación de la Comunidad Valenciana, va a colaborar con el festival literario Valencia Negra, ha publicado artículos sobre Valencia en la sección El Viajero de El País, y ha aparecido en numerosas revistas online y blogs. ¿Cómo lo hace? ¿No es Periodismo una carrera sin salidas, y acaso no es tan complicado emprender en este país? Supongo que sí, pero como dice Irene, la cuestión principal es otra: Lo que marca la diferencia es hacer algo o no hacerlo”.

“Con Léeme TV no quiero fomentar la lectura, sino transmitir mi amor por los libros”

Irene Diario

A Irene le encanta leer desde que era pequeña y sus padres la dejaban en la librería París Valencia a perderse entre libros. En Léeme TV, Irene se graba hablando de libros que ha leído, organiza encuentros virtuales con lectores para comentar novelas, y ella y Nacho realizan programas de unos 30 minutos sobre una obra y su autor.

Le pregunto cómo se puede hacer que la gente lea más, y entonces ella me sorprende con algo que no esperaba: “Empecé Léeme TV con el objetivo de fomentar la lectura, pero ahora lo veo de otra manera. En realidad, ¿por qué tenemos que leer más? ¿Para ser más listos? Yo leo porque lo disfruto y porque me ayuda a conocerme mejor a mí misma, pero eso también se puede conseguir de otras maneras.”

Si seguimos con la mentalidad de que hay que hacer que la gente lea más, vamos a fracasar, como lo hemos hecho hasta ahora. Mi objetivo no es ese, sino compartir mi amor por la lectura y acercar los libros a la gente demostrándoles que  hablan de cosas que tienen que ver con todos.

La calidad de los capítulos mensuales de Léeme TV es digna de cualquier cadena de televisión, e Irene reconoce el valor de los productos audiovisuales de todo tipo para conectar con la audiencia: “La gente no quiere conectar con una marca, sino con personas. Cuando comencé a grabarme hablando de libros o lectura y a colgar vídeos cortos en Instagram o Facebook, empezaron a llegarme muchos más comentarios de lectores.”

Irene y Nacho utilizan una cámara Canon 70D para grabar sus episodios, además de un micrófono de solapa y una grabadora Tascam DR-40. Normalmente necesitan 8 o 9 días para escribir el guión, grabar y editar. Eso sí, algunos capítulos requieren una preparación especial, como el de Primo Levi -que es una auténtica pasada-, para el que viajaron a Polonia e Italia.

Por qué aprender sobre PNL te puede ayudar a ser mejor copy

Irene comenzó a hacer trabajos de redacción y corrección desde que terminó sus estudios universitarios, sin tener página web profesional y consiguiendo clientes gracias al boca a boca: “Al principio yo no me sentía «copy», pero Rosa Morel me animó a creérmelo y a definirme como tal. Para ser buen copy tienes que saber escribir y utilizar el lenguaje de manera persuasiva para conseguir que el lector realice una determinada acción, y la PNL  es lo que más me ha ayudado en mi trabajo como redactora.”

Pregunto un poco más a Irene sobre la PNL, pues me interesa mucho, y ella me cuenta que no consiste en “meter pensamientos en tu cabeza“, sino en “entender lo que piensas. Nuestros pensamientos están hechos de lenguaje, que a su vez utilizamos para comunicarnos con nosotros mismos y con los demás. Cuando cambias el lenguaje que utilizas, tu «mapa» cambia, ayudándote a conseguir tus objetivos y a tener relaciones más sanas con los demás. La PNL te enseña que el mapa en realidad no representa el territorio, y a mí me ha ayudado a ver las cosas desde muchos puntos de vista.

Emprendimiento y éxito: “Incluso cuando algo me sale mal, no lo veo como un fracaso

Cuando empecé a sacar proyectos adelante, algunas personas parecían esperar que algo me saliera mal. Luego pensé que qué más da, ¡pues que tengan razón!” Irene y yo hablamos de la envidia que puede surgir cuando a otros les va bien, y ella menciona a la copy Maider Tomasena, que dijo en una ocasión que cada vez que sentía envidia de alguien se preguntaba por qué, para así aprender de esa persona.

En realidad, yo creo que incluso cuando algo me sale mal no es un fracaso. A la gente le da pánico el futuro y se agobia, a pesar de que podrían hacer tantas cosas. Aunque cada uno tiene sus circunstancias, al final lo importante es creer que puedes hacer algo.

Cuando empecé con Léeme TV me obsesionaba con el dinero y con el hecho de dedicar tanto tiempo a algo que no tiene garantías de éxito, pero poco a poco empecé a relajarme y a asumir que no sé lo que va a pasar, pero que yo voy a disfrutar de lo que hago.

 Una pasión por la educación que comenzó con Somniarte

IMG_0371

En 2013, Irene y sus compañeras Nuria Agulló y Sumaya Barber, diseñaron los talleres y actividades que impartieron en muchísimos centros escolares con Somniarte. Su objetivo era ayudar a los jóvenes a descubrir y desarrollar sus talentos: “Nos dimos cuenta de que casi ningún profesor estaba diciendo a esos estudiantes que pueden desarrollar su talento, o que pueden hacer lo que ellos quieran. Lo que nosotras hacíamos era como introducir un mensaje revolucionario en los institutos.”

Entonces, Irene trastoca de nuevo la opinión que yo me había formado de su manera de ver el talento: “De todas formas, ahora empiezo a plantearme si hay que centrarnos en lo que se nos da mejor para ser felices, y cada vez me doy más cuenta de que encontrar nuestro talento no es una condición para sentirnos mejor. Yo no creo haber encontrado mi talento al 100%, ni creo que vaya a dejar de desarrollarlo.” 

¿Qué es más gratificante: hacer lo que amas o amar lo que haces? Lo más importante es darte cuenta de lo que piensas sobre tu trabajo, para averiguar qué falla.

Curiosamente, Irene no eligió la carrera de Periodismo porque sintiera una vocación especial por ella, sino porque le interesaba la comunicación. Me cuenta -y además, se nota- que le encanta la educación, y de hecho, cuando Irene tuvo que elegir dónde hacer las prácticas el último año de universidad, se decidió por un instituto, en el que dio clases de inglés y varios talleres sobre hablar en público.

En aquel momento ella, al igual que sus alumnos de bachillerato, no tenía ni idea de lo que quería hacer en el futuro: Me preguntaba por qué después de tantos años seguía sin saber qué quería hacer. Entonces descubrí La Akademia, de Borja Vilaseca, donde aprendí sobre educación emocional, y fue en aquella época cuando comencé a interesarme por la educación.”

Cuando hablamos sobre los problemas de la educación hoy en día, Irene se pregunta: “¿Por qué no está enfocada para darnos herramientas para la vida? Por ejemplo, para tener autonomía, ser autodidacta, tener curiosidad… El problema es que desde el principio intentan igualarnos a todos con el mismo currículo y los mismos objetivos, sin tener en cuenta las diferentes inteligencias.

“La meditación no consiste en no pensar, sino en observar los pensamientos”

Hay una cosa más de la que quiero hablar con Irene, y que me da una especial curiosidad. Después de leer en su blog sobre el encierro doméstico voluntario de dos días que hizo el año pasado para meditar, quiero averiguar cómo le ha ayudado esta práctica.

“Empecé a meditar en 2016, después de ir a clases de meditación y budismo. He estado reflexionando sobre cómo me ha ayudado, porque mucha gente me ha preguntado por esto. La meditación no consiste en no pensar, sino en observar los pensamientos sin juzgarlos. Es decir, si por ejemplo tenemos una emoción negativa, no hay que intentar reprimirla, solo observarla.”

Si solo observamos los pensamientos, no nos implicamos en ellos, y eso les quita mucha fuerza. Meditando, te das cuenta de cómo un pensamiento desencadena en otro y de cómo funciona tu mente.

Irene acaba de escribir en su blog sobre los beneficios que le ha reportado la meditación, y me recomienda además que consulte Slowlou, la plataforma de Lourdes Pérez que ofrece información y servicios relacionados con la meditación y el equilibrio entre cuerpo, mente y la huella que dejamos en el medioambiente.

IMG-20151117-WA0004

Después de hablar con Irene, siento que vamos a seguir oyendo sobre sus proyectos  durante muchísimo tiempo; y no solo eso: esta periodista me ha inspirado para seguir creyendo en los míos propios y para disfrutar del camino sin obsesionarme con los resultados.

¡Gracias, Irene!

Puedes seguir a Irene en Léeme TV, Te Comunicas, Facebook, Instagram, Twitter, y en su blog Irene Rodrigo.

 

4 thoughts on ““Lo que marca la diferencia es hacer algo o no hacerlo”: Irene Rodrigo, periodista y divulgadora literaria

  1. Pasar un rato con Irene siempre te carga de energía. Y este artículo consigue hacer lo mismo. Pensar un poco más allá de los límites, confiar en uno mismo y disfrutar del camino sin obsesionarnos con el final del mismo. Gracias a las dos por compartir esta charla 🙂

    1. ¡Hola Carmen! Estoy totalmente de acuerdo, hablar con Irene fue muy inspirador para mí; me ayudó a darme cuenta de que no hay que hacer caso de las creencias limitantes ¡e incluso me hizo interesarme por la creación de vídeos! ¡Me alegro mucho de que te haya cargado de energía, un saludo!

  2. Gracias por la mención a ambas.
    Irene es una gran profesional y una apasionada de la vida. Me encanta contactar con personas así a través de la pantalla.
    Un abrazo.
    Lou ♥

  3. ¡Hola Lourdes! Exactamente, profesional y vital son dos adjetivos con los que describiría a Irene, sin duda. Por cierto, me ha parecido muy interesante tu post sobre la pereza y nuestra costumbre de mantenernos ocupados.. ¡Creo que me ha venido como anillo al dedo esta semana! ¡Gracias por comentar, un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *